Receta de frite extremeño de cabrito

Elaboración:

Cubrimos de aceite el fondo de una cazuela de culo gordo y doramos las piezas de cordero, previamente sazonadas, a fuego vivo. Las vamos pasando a un plato a medida que se hacen.

En el aceite que ha quedado con toda la sustancia de la carne, pochamos la cebolla bien picadita a fuego muy suave, hasta que esté transparente. Agregamos a mitad de fritura los ajos enteros y sin pelar. A medida que se sofríen se puede ir desprendiendo la piel, que iremos retirando.

Cuando la cebolla esté bien tostadita, añadimos la cucharada de pimentón y le damos unas vueltas para que se sofría, pero no más de dos minutos para que no amargue.

Añadimos el vino las hojas de laurel, el tomillo y el romero y removemos con una cuchara de madera.

Acostamos los pedazos de carne sobre la salsa, sazonamos un poco y tapamos la cazuela, dejamos hacer a fuego lento por lo menos media hora, hasta que la carne esté tierna.

Cuando la carne esté hecha probamos el punto de sal añadiendo si hiciera falta. Y ya tenemos listo el frite extremeño de cordero.

Guarnición: graten de patatas o criadillas de tierras al horno.

Preparad el pan.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.