La festividad de la patrona de la música se celebró en Fuente del Maestre con dos magníficos conciertos

Uno protagonizado por grupos fontaneses, y el otro, por la Banda Municipal de Corte de Peleas

La festividad de la patrona de la música, santa Cecilia, se celebró el pasado fin de semana en Fuente del Maestre con dos conciertos de gran nivel con los que disfrutaron todos los que se congregaron en la Casa de la Cultura Adolfo Suárez.

El viernes 18, los protagonistas del concierto fueron diferentes grupos fontaneses, de distintos estilos musicales, y quienes llevaron un variado repertorio que mezcló el folklore, la poesía o, incluso, las rondas de las tunas.

Abrió el concierto, el coro de la Asociación Cultural de Folklore Mis Raíces, quienes en su repertorio llevaban jotas como la de Castilblanco, la Enredá, el Gacho o la Carta, y cerraron con el Fandango de La Fuente, que estrenaron a mediados del presente año.

Por su parte, el coro Aires de Ayer y de Hoy hizo un repaso a canciones muy conocidas de tunas con las que el público se atrevió a cantar como Estudiantina Portuguesa, Clavelito, La Flor de la Canela o Las Cintas de mi Capa, entre otras.

Y la Coral Gran Maestre realizó un repertorio muy poético, comenzando por Poetas Andaluces, siguió con los Nocturnos de la Ventana, de Federico García Lorca, en el que estuvieron acompañados al piano por José Manuel Pecero, y finalizaron con La Muralla.

Al día siguiente, el sábado día 19, la banda municipal de la Asociación músico – cultural Santa María Egipcíaca de Corte de Peleas se ganó prolongadas ovaciones del público, y no pocos bravos y vítores, con el magnífico concierto que ofrecieron.

No en vano, han cumplido este 2022 su 30 aniversario y son, más allá de lo estrictamente musical, un gran proyecto cultural familiar e intergeneracional, encabezado por su director Juan Bautista Tortosa. Un profesional intachable, que fue discípulo del gran director de orquesta fontanés Pedro Pírfano Zambrano, y que ha conseguido construir un proyecto de excelencia en un pueblo de menos de 2.000 habitantes.

Cercano, vocacional y entusiasta, por sus manos han pasado y siguen pasando generaciones de cortesanos, pacenses y gente de otras localidades cercanas, superando la banda más del centenar de componentes.

Lo cierto es que el público de la Casa de la Cultura vibró con un concierto en el que se pudieron escuchar pasodobles, música de cine, la marcha procesional Mi amargura (con la que llevan acompañando 25 años a la Cofradía del Mayor Dolor de Mérida) o la pieza A Catedral (estrenada para la ocasión, junto a otras), que hizo que los asistentes pudieran visualizar la catedral de Santiago de Compostela.


Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.