Ramírez dice que no hay estafa con el regadío y que es una estrategia política de PP y Vox

El alcalde de Almendralejo, Jose María Ramírez, ha asegurado que la puesta en marcha o la paralización del proyecto de regadío de Tierra de Barros es una cuestión de “voluntad” del Gobierno extremeño y ha destacado que “las estafas no se publican en el Diario Oficial de Extremadura o el Boletín Oficial del Estado”.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, ha recordado la publicación de la declaración de impacto ambiental en el DOE, la concesión de aguas para la Comunidad de Regantes en el boletín de la provincia o a declaración de interés nacional de este proyecto en el BOE.

“Si esto es un fraude o estafa yo mismo sería complice”, ha destacado Jose María Ramírez, que participó en todos los procesos informativos desde el año 2019 y asegura que “se ha sido muy transparente con la Comunidad de Regantes en cuanto a todos los pasos que se han ido dando”.

Además, el primer edil de la capital de Tierra de Barros ha calificado de “mal gusto” por parte del consejero de Gestión Forestal y Mundo Rural, Ignacio Higuero, aludir al expresidente Guillermo Fernández Vara que “no se puede defender” por estar luchando contra un cáncer y ha destacado que el del regadío “no era un proyecto personal” sino de gobierno.

Ramírez ha asegurado que la Unión Europea “no tiene capacidad de veto” en este proyecto y que la carta del comisario de Agricultura de la UE en la que se ha basado el consejero extremeño para lanzar sus acusaciones “está sacada de contexto”, ya que hace referencia a la posibilidad de destinar fondos del Plan de Desarrollo Rural (PDR) al regadío, tema que fue resuelto en diciembre de 2022.

“Todos somos conscientes de que desde el primer momento Bruselas no entendía este proyecto, por problemas como la sequía y el cambio climático, pero se explicó que se trata de unos regadíos modernos y eficientes para hacer riego por goteo”, ha explicado.

Para el alcalde, se trata de una “polémica realmente estéril” que responde a una estrategia política por parte del Ejecutivo regional de PP y Vox, aunque desconoce cuál es la finalidad, si atribuirse el proyecto en caso de que salga adelante o culpar al anterior gobierno porque no quieren hacer frente al gasto que supone.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.