Almendralejo atendió a 7.763 personas en Servicios Sociales durante 2023

Almendralejo atendió a 7.763 personas desde el área de Servicios Sociales durante el año 2023, a través del servicio de orientación, información y valoración, de las que 3.965 han sido unidades familiares y la mayoría mujeres: 5.602 frente a 2.162 hombres.

La concejala de Bienestar Social, Isabel Ballesteros, ha dado a conocer este jueves en una rueda de prensa los datos que indican que los servicios con mayor número de usuarios son el programa de familias (3.965), el programa de inmigrantes (1.346) y el programa de personas mayores autónomas (1.130).

Durante el 2023 se han tramitado un total de 2.106 expedientes y actualmente hay activos 3.965, siendo las principales necesidades y demandas de la población la ayuda a domicilio (524), la solicitudes de ayuda a mínimos vitales (271), y el reconocimiento de la situación de dependencia (250) o de discapacidad (254), así como otros relacionados con las viviendas, las pensiones o la renta garantizada.

La edil almendralejense ha querido poner en valor el incremento de la plantilla de trabajadores de Servicios Sociales, que ha pasado de 7 a 11 en cuatro años, lo que “permite una atención de mayor calidad en la asistencia a los usuarios, reducir los tiempos de espera y repartir mejor los servicios”.

En el 2023, se han atendido 23 quejas vecinales y se han escolarizado fuera de plazo a 37 menores dentro del programa de inmigrantes que actúa fundamentalmente en la barriada de San José, centrado en la puesta en marcha de campañas de información a la población migrante, así como en intervenir para mejorar la convivencia, según ha explicado Ballesteros.

Recientemente, ha indicado, se han atendido a tres personas sin hogar y en el curso del año pasado a 12 en total, que en muchos casos son derivados desde la Policía Local.

Otro de los programas destacados es el de acompañamiento a la soledad no deseada, en el que se atienden a 184 mayores en sus viviendas a través de profesionales, que permite “nuestras mayores permanezcan en sus hogares en unas condiciones de vida dignas, retrasando lo máximo posible su institucionalización o ingreso en una residencia”.

Isabel Ballesteros ha dado cuenta también del Programa de Prevención con Familias y Menores en Riesgo Social (PROPREFAME), en el que se ha trabajado con 88 familias que han asistido a las diferentes actividades y formaciones que han planteado a lo largo del año.

Por último, ha señalado que el programa CRISOL, dirigido a la búsqueda activa de empleo, ha trabajado desde sus oficinas con 170 personas, de las que el 56 por ciento son mujeres, ya que son ellas las que sufren mayor tasa de desempleo en la ciudad.

El 54% de los participantes de este programa tiene edades comprendidas entre los 25 y los 53 años y 45 de ellos han encontrado empleo, 35 mujeres y 10 hombres, “además han sido empleos de calidad, ya que todos estos contratos han sido de carácter indefinido”, ha dicho Ballesteros.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.