La Guardia Civil investiga a una vecina de Zafra por arrojar una camada de perros a un contenedor de basura

Se trata de cinco cachorros recién nacidos que aún se encontraban con restos de cordón umbilical. La responsable de la acción delictiva se enfrenta a penas de prisión de hasta 18 meses


La Guardia Civil instruyó diligencias a una vecina de la localidad pacense de Zafra, como presunta autora de un delito contra los animales.

A mediados de la pasada semana, agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Puesto Principal de Zafra, tuvieron conocimiento del hallazgo en un contenedor de residuos sólidos urbanos ubicado en una de las calles de esta localidad, de una bolsa que contenía en su interior cinco cachorros de perro.

Fue una viandante que paseaba próxima al contenedor, quien escucho los gemidos de los animales procedente del interior, rescatando de entre los restos de basura, una bolsa. Al abrirla, descubrió que se trataba de una camada de recién nacidos, por los signos tan evidentes que presentaban.


Una vez rescatados, los agentes iniciaron una investigación tendente al esclarecimiento del delito.

Las gestiones practicadas dieron sus frutos, gracias a la colaboración ciudadana con la que pudieron sospechar de la persona autora del abandono de los animales.

Personados en el domicilio de una vecina zafrense, donde se creía que habrían nacido las crías, se pudo constatar la existencia de una perra adulta que acababa de dar a luz recientemente. Supuestamente su propietaria para deshacerse de los animales paridos, los introdujo en la bolsa con poco tiempo de vida y los arrojó al contenedor.

Con las pruebas incriminatorias, se le instruyó diligencias como investigada por un delito contra los animales. Persona que se puede enfrentar a penas de prisión de hasta 18 meses e inhabilitación de hasta 3 años para la tenencia, el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales.

Diligencias que han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Zafra.

La colaboración ciudadana ha sido esencial tanto en el rescate de los animales, como para llevar a cabo la identificación del autor de la acción ilícita, consiguiendo con ello salvar la vida de los cinco cachorros, que han sido restablecidos a los cuidados de su madre y se encuentran bajo la custodia de una protectora de animales de la localidad pacense de Villafranca de los Barros.

 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.