Organizan un concurso audiovisual dirigido a los jóvenes sobre ocio alternativo. Vídeo elaborado por La Gaceta Independiente para el Ayuntamiento de Almendralejo

Teatro Batilo organiza una campaña de recogida de material gráfico para una exposición


El grupo amater, de Ribera del Fresno, Teatro Batilo está trabajando desde el pasado mes de mayo para poner en marcha este 2013 una exposición fotográfica sobre el Teatro en Ribera del Fresno, tierra del poeta y dramaturgo Juan Melendez Valdes, así apodado como el Dulce Batilo.

 

Una campaña que utilizando, además del boca a boca de toda la vida, animan desde las redes sociales a que todo el municipio se vuelque en colaborar por esta causa tan nuestra, y que toda persona que tenga fotos de representaciones que se hayan desarrollado dentro o fuera del municipio con grupos de la localidad, carteles o programas de mano, todo lo relacionado con el teatro puedan hacerlo llegar al correo electrónico batilo∂fatexteatro.es o bien el grupo Batilo se brinda a escanearlo y devolverlas lo más pronto a sus dueños.

Y es que el teatro en Ribera del Fresno siempre ha estado de moda. Es una corriente que ha calado desde tiempo inmemorial muy hondo en diferentes locales del municipio en cualquier época del año, cine de invierno o de verano, Casa del Pueblo y Casino, Casa de la Cultura o Polideportivo. Es por ello que se pretende recabar en todos los archivos particulares e institucionales para dar cabida a éste arte tan local de Ribera del Fresno.

Haciendo un poco de historia nos remontamos a la época de esplendor de nuestro más internacional escritor, Meléndez Valdés: el interés de Meléndez por el teatro se hizo patente con los festejos que tuvieron lugar en Madrid en 1784 con motivo del nacimiento de los infantes gemelos, hijos del futuro rey Carlos IV. Se convocó un concurso para representar dos dramas nuevos, estudiado por Cambronero (1895) y Polt (1988). Las normas sobre el tipo de piezas que se solicitaban fueron muy estrictas: originales, en verso. Salvo zarzuelas, sería admitida cualquier obra (tragedia, comedia, tragicomedia, pastoral), aunque "se desea con preferencia dos dramas, que sin faltar a las reglas esenciales del arte, sean susceptibles de extraordinaria pompa y adorno teatral". Otras exigencias formales que recogían las bases (verosimilitud, estilo) dejaban en evidencia que el ayuntamiento buscaba piezas acomodadas a las reglas del arte que sólo los dramaturgos neoclásicos podían ofrecer. A pesar del escaso margen de tiempo que dejaba la convocatoria, apenas tres meses, se presentaron cincuenta y siete obras, según señala el Corregidor Armona y Murga. Ganaron el concurso la tragedia Atahualpa, de Cristóbal Cortés, el drama pastoral titulado Las bodas de Camacho el rico, de Meléndez, y la comedia social Los menestrales, de Cándido María Trigueros(http://www.cervantesvirtual.com).

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.