Hernández Carrón destaca la trayectoria y dedicación del doctor Leandro Ramos como ejemplo para la profesión médica

El consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha destacado hoy que la entrega y dedicación del doctor Leandro Ramos Liaño constituye todo un “ejemplo” para la profesión médica, lo que le ha valido que el centro en el que ejercicio su actividad durante 57 años lleve desde hoy su nombre.

Así lo ha destacado en el acto que se ha celebrado hoy en las instalaciones del centro de salud de Zafra, al que también han asistido la alcaldesa, Gloria Pons, la viuda del doctor Leandro Ramos, Carmen Navarro, sus doce hijos, así como numerosos vecinos de la localidad.

En su intervención, el consejero ha recordado que Leandro Ramos, fallecido en 2006 a los 85 años, fue una persona muy querida en Zafra y considerada por muchos como un médico extraordinario, de ahí que más de 1.200 vecinos solicitaran al Ayuntamiento que pusiera su nombre a una calle.

Esta iniciativa ha sido retomada por la alcaldesa, quien trasladó al Servicio Extremeño de Salud (SES) la propuesta del Ayuntamiento de otorgar su nombre al centro de salud, algo que ha materializado en el día de hoy.

“Nos congratulamos por esta decisión por lo que supone de reconocimiento y ejemplo”, ha manifestad el consejero, para quien Leandro Ramos constituye un referente para las nuevas generaciones a la hora de afrontar la asistencia sanitaria, de ahí el homenaje que se ha rendido a su trayectoria profesional, a su entrega a los pacientes y a su persona.

En nombre de la familia, su hijo Leandro Ramos ha trasladado su gratitud por este acto de reconocimiento por parte del Ayuntamiento, de la Consejería de Salud y Política Social y de los vecinos de Zafra, mientras que la alcaldesa ha señalado que “hasta ahora teníamos un centro de salud sin nombre y, a partir de hoy, un centro con un gran nombre”.

 

MEDIO SIGLO DE EJERCICIO PROFESIONAL

Leandro Ramos Liaño, aunque nació en Higuera la Real, se trasladó en su niñez a vivir a Zafra, donde formó su familia y donde durante 57 años estuvo ejerciendo su profesión.

Se licenció en la Universidad de Sevilla y realizó las especialidades de endocrinología en Madrid, siendo discípulo del doctor Marañón, y de puericultura en Santander. Tras ello se instaló en Zafra en 1949, donde ha ejercido la medicina de una manera ininterrumpida hasta dos meses antes de su fallecimiento.

Desempeñó su labor como médico en el centro de especialidades de Zafra hasta su jubilación, por lo que la mayoría de los ciudadanos le conocieron en este lugar de trabajo y en su consulta de la calle Gobernador, en la que atendía principalmente a niños.

Valores como el trabajo, el sacrificio, la honestidad, la dedicación, la profesionalidad, el buen sentido del humor y la sabiduría son algunos de los que señalan sus vecinos sobre su persona.

 

Informa el GobEx en su página web.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.