El delegado del Gobierno, Germán López Iglesias, anuncia el desmantelamiento de un laboratorio de droga en Madrid y un punto de distribución en Zafra

El delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, ha anunciado esta mañana que el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz, dentro del marco de la operación ‘Triguero’, detuvo a dos hombres y dos mujeres vecinos de la localidad pacense de Zafra y de Madrid, de edades comprendidas entre los 28 y 49 años edad, como presuntos autores de un delito contra salud pública.

La operación se inició a primeros de año, cuando la Guardia Civil empezó a sospechar de los viajes fuera de la región que realizaba una pareja residente en la localidad pacense de Zafra. Estas dos personas contaban con antecedentes por tráfico de drogas, por lo que se establecieron servicios de vigilancia en las inmediaciones de su domicilio.

Según ha explicado López Iglesias, el pasado 10 de diciembre, la pareja y un menor de edad realizaron un viaje presuntamente para adquirir droga, por lo que  se establecieron los servicios de vigilancia y seguimiento en vías de comunicación.

Esta actuación dio sus frutos cuando, a su regreso a la provincia de Badajoz, concretamente en la carretera EX101 a su paso por el municipio de Los Santos de Maimona, se interceptó el vehículo todo-terreno ocupado por la pareja y su hijo. 

El delegado del Gobierno ha revelado que, tras la inspección del interior del vehículo, los agentes comprobaron que portaba oculto un paquete con un kilo y 300 gramos de cocaína en el portón del maletero.

Posteriormente, se llevó acabo un registro domiciliario en la localidad de Zafra, donde los agentes intervinieron 3.300 euros -presuntamente procedentes del trafico de droga- el vehículo utilizado para los desplazamientos y tres teléfonos móviles.

En la segunda fase de la  operación, la Guardia Civil pudo concretar y ubicar en la ciudad de Madrid, el punto desde donde partía la droga que adquiría la pareja residente en Zafra.

Tras la ubicación del citado punto, el pasado martes se llevó a cabo el registro en un trastero propiedad de un matrimonio de ciudadanos colombianos.

Según los datos proporcionados por López Iglesias, fue en este lugar donde la Guardia Civil localizó un pequeño laboratorio de droga, con toda clase de material para la elaboración, transformación y distribución de la droga: prensas, moldes, disolventes, calefactores, máquinas para envasar al vacío, básculas,  bolsas de distribución, etcétera.

Además se le intervinieron 900 gramos de cocaína, dos kilos de sustancias para el corte de la droga, 15.000 euros procedentes del tráfico de las sustancias estupefacientes, dos vehículos y siete teléfonos móviles.

De los dos kilos y 200 gramos de cocaína se obtendrían unas 11.000 dosis, aunque con los dos kilos de sustancias para el corte se podría incrementar sustancialmente la cantidad de droga.

La Guardia Civil de Badajoz estima haber desarticulado tanto un punto muy importante de venta de droga para toda Extremadura, como el lugar de adquisición, donde se transformaba y preparaba la cocaína.

Las diligencias junto con los cuatro detenidos a los que les constan hechos delictivos por tráfico de drogas en la provincia de Badajoz fueron puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción nº 2 de Zafra, autoridad que decretó el ingreso en prisión de todos ellos como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.